Menu
RSS

Macri convocó a un gran pacto para ajustar el gasto y generar empleo

Macri convocó a un gran pacto para ajustar el gasto y generar empleo

Pidió que cada sector "ceda un poco" para avanzar con diálogos sector por sector. Lanzó reproches a gremios, gobernadores y jueces, y señales favorables hacia el sector privado

Fortalecido por los resultados de las urnas, Mauricio Macri eligió tender el brazo antes que arremeter contra sus adversarios. Rodeado de su gabinete en la cúpula del CCK, y ante gobernadores, parlamentarios y referentes gremiales y empresariales, el Presidente llamó a discutir una "agenda de reforma permanente", que implicará "ceder en algo para recuperar el conjunto", lo que anticipa, cuando menos, discusiones con los sectores con intereses observados.

Macri presentó sus propuestas en tres ejes, a saber: la reducción de la presión impositiva, que requerirá una reforma tributaria y fiscal; nuevas condiciones para la generación de empleo, y el fortalecimiento de las instituciones de la República, a expensas de una reducción de los gastos de la política y mayor transparencia en los tres poderes. Habló de "liberar los nudos" que "atan la potencialidad" argentina, para luego meterse de lleno en la explicación de su paquete de "reformas para crecer", con el "equilibrio de las cuentas públicas" como primer tema de fondo.

El Presidente instó a los gobernadores a trabajar de manera conjunta para alcanzar "equilibrio fiscal" en todos los niveles de gobierno, una propuesta que -aclaró- "no es negociable". Sin embargo, evitó dar detalles de la manera en la que la Nación y las provincias "desandarán" la "escalada de impuestos" a fin de reducir el déficit.

Los detalles del "acuerdo fiscal", tal como lo reseñó posteriormente el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, serán dados a conocer esta tarde por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Nada se dijo sobre Ganancias.

Macri ya adelantó que buscará una rebaja de las tasas provinciales, que en el marco del litigio bonaerense por el Fondo del Conurbano, pone en alerta a las jurisdicciones que dependen, principalmente, de Ingresos Brutos y de la coparticipación.

El Presidente también llamó a tener "una conversación adulta" sobre el sistema de jubilaciones y pensiones con el fin de dotar al sistema previsional de mayor "equidad". En ese tramo, atacó las "jubilaciones de privilegio" y las cajas de algunas actividades, y sugirió que "todos los argentinos trabajen el mismo tiempo". También anunció la constitución del Consejo de Sustentabilidad Previsional, previsto en la ley de reparación histórica, para rever en un plazo de tres años las medidas de fondo. Entretanto, habló de "propuestas de transición", como ajustar las jubilaciones por trimestre, según la inflación.

El segundo eje atañó a la creación de empleo y las "condiciones para la competencia". Macri apuntó, en esa línea, a formalizar el trabajo no registrado.

También se refirió a la intenciónd e reducir la litigiosidad laboral con la aplicación en todo el país de la nueva ley de ART, y la simplificación de los trámites y procesos a la actividad empresaria. Mencionó la posibilidad de avanzar en "nuevas formas de contratación" y una profundización del diálogo sector por sector. Señales que el sindicalismo tomó con atención.

El tercer punto de su discurso, el más beligerante, cayó como una bomba: las esquirlas alcanzaron a los jueces de la Corte, los gobernadores, los gremios y hasta las universidad públicas. Habló de una batería de medidas que buscan "fortalecer" las instituciones republicanas. Reclamó a los gobernadores avanzar con reformas que lleven a una mayor transparencia del Estado para atacar los bolsones de corrupción. Y acusó un crecimiento descontrolado del personal de las legislaturas provinciales y hasta en la biblioteca del Congreso, que depende de Emilio Monzó.

También lanzó dardos a la Justicia: con Ricardo Lorenzetti sentado en primera fila y Elena Highton en segunda, Macri pidió que se acabe "la arbitrariedad", la "impunidad" y las "demoras". Además, sugirió una reforma del Ministerio Público y del Consejo de la Magistratura.

El Presidente apuntó al sindicalismo por segunda vez, al advertir la existencia de más gremios que los que firman anualmente paritarias, con una clara alusión a la reducción de representaciones de trabajadores, y la cantidad de obras sociales cuyas prestaciones llegan a un universo limitado. De igual modo, avisó que tiene "propuestas concretas" para reformar el sistema institucional político, entre los que se halla el sistema electoral y la revisión del financiamiento partidario. Finalmente, Macri habló de "trazar una línea de austeridad" y "dar el ejemplo".

volver arriba